El bautizo de un bebé es una gran ocasión para volver a reunir a toda la familia y seres queridos. En torno a este acontecimiento religioso se suelen organizar celebraciones de mayor o menor complejidad según sea el deseo de la familia. En algunos casos se prefiere invitar solo a los muy allegados, pero cada vez es más frecuente que el bautizo, a la vez que un acto de carácter religioso, se convierta en un evento multitudinario en el que se den cita una amplia representación familiar y de las amistades de ambos progenitores.

Esto convierte a un bautizo en algo más que la celebración de un sacramento, ya que tiene implicaciones sociales que hacen que los padres tengan que convertirse en maestros de ceremonias de un evento que debe estar perfectamente organizado.

Desde la elección del lugar donde se va a celebrar el convite hasta decidir el diseño de las invitaciones o encargarse de la decoración, un bautizo requiere bastante tiempo de preparación y toda una labor exhaustiva de relaciones públicas con los invitados para que todo el mundo sienta que recibe la necesaria dosis de atención por parte de los anfitriones.

Contratar un catering para el bautizo de tu bebé

En estas circunstancias no tiene mucho sentido que los padres del niño tengan además que encargarse de la preparación de los alimentos que van a ofrecerse a los invitados, porque de un modo u otro, hacerlo va a quitarles tiempo para lo esencial de ese día, que no es otra cosa que los invitados se sientan a gusto y perfectamente atendidos, y que todo esté perfectamente organizado.

Catering para Bautizos

Hay quien entiende que la mejor forma de hacerlo es encargar la comida a un restaurante especializado en eventos de este tipo y simplemente citar allí a todos al final de la celebración religiosa en la Iglesia.

Pero quien prefiere algo con un toque más personal suele decantarse por celebrar el convite en casa, especialmente si se dispone de un lugar que reúne las condiciones para ello. Muchas veces una segunda vivienda en el campo en la que se dispone de más espacio es el lugar idóneo.

Cuando este es el caso, contratar el catering con una empresa especializada es sin duda la mejor opción.

Al hacerlo te liberas de tiempo para poder organizarlo todo de la mejor manera, y además tienes la garantía de que el servicio y la comida van a ser de primer nivel. ¡E incluso te recogemos todo al terminar y puedes pedirnos que te ayudemos con la decoración!

Asegúrate de que el bautizo de tu bebé es un éxito. De la comida nos encargamos los especialistas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad