Cualquier evento, sea cual sea su magnitud, supone un desafío organizativo. Desde encontrar el lugar idóneo a encargarse de la logística, requiere cientos de horas de duro trabajo para que todo salga como se desea.

Si además de todo ese esfuerzo, la organización tiene que encargarse de alimentar a los asistentes, lo más probable es que al final se dispersen los esfuerzos y las cosas no funcionen lo bien que cabría desear.

Ventajas de contratar una empresa de catering

Por eso, a la hora de organizar un evento, contratar una empresa de catering tiene muchas más ventajas que no hacerlo y cargar esa responsabilidad al propio equipo. Vamos a ver por qué:

1. Mayor disponibilidad de tiempo

Llamadas, alojamiento, confirmaciones, vuelos…las gestiones que hay que desarrollar en la organización de un evento parecen no acabar nunca. Una empresa de catering puede contratarse con una llamada, y ahorrará tener que tomar un gran número de decisiones, permitiendo que el equipo de organización pueda ocuparse de realizar otras tareas con mayor eficacia, ya que dispondrá de más tiempo.

2. Servicio integral

Al contratar una empresa de catering no solo contratas a alguien que prepara un menú para los asistentes, también estás liberándote de la responsabilidad en aspectos de seguridad e higiene alimentaria, evitando tener que contratar personal que atienda a los invitados y en el precio del servicio se incluirá la decoración del local y la limpieza posterior. Es decir, por un precio cerrado estás solventando un gran número de cuestiones que requerirían de atención y reclutamiento de personal.

3. Trabajas con especialistas

Por muy buena voluntad que tenga el equipo de trabajo y muy acertado que sea su criterio, dificilmente va a superar el conocimiento que la experiencia le proporciona a una empresa de servicios de catering. Cuando a tus espaldas tienes cientos de desayunos, comidas y cenas servidas en todo tipo de ámbitos y te has encontrado con la responsabilidad de lidiar con imprevistos día sí y día también, pocas cosas pueden pillarte por sorpresa. La experiencia es un grado, y en este sentido tus posibilidades de que el evento sea un éxito son mayores si cada apartado del mismo está gestionado por especialistas.

4. Hay un gran catering para cada presupuesto

Cuando el presupuesto no es un problema es muy fácil conseguir que un evento destaque. Basta con escoger lo mejor de lo mejor y el resultado estará asegurado. Pero pocas veces la organización de un evento cuenta con fondos ilimitados y en algún apartado hay que acabar recortando.

El problema es que si los recortes vienen en el catering es bastante posible que éste sea un fracaso, porque una persona que no está familiarizada con este tipo de gestiones puede terminar escogiendo alimentos poco apropiados o de baja calidad en su intención por conseguir que los números cuadren.

Una empresa de catering sabe en qué puede recortarse y en qué no, porque están acostumbrados a trabajar con presupuestos muy distintos. Como conocedores de las sensaciones a posteriori que los comensales tienen, pueden decidir en qué casos es más adecuado reducir la variedad para mantener la calidad de las materias primas o qué tipos de combinaciones son asequibles y dejan un buen sabor de boca a los invitados. ¿Te ayudamos? Ponte en contacto con nosotros y disfruta de la tranquilidad que el mejor servicio de catering en Madrid puede ofrecerte.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad